¿Cómo lavar la ropa de lana en lavadora?

¿Cómo lavar la ropa de lana en lavadora?

Si estás en busca de información precisa de como lavar ropa de lana en lavadora, llegaste al lugar indicado. En invierno, las ropas de lana tienen la posibilidad de lograr que te sientas  más cómodo, tomando en cuenta que al lavarlos, debes realizar algunos pasos. Si tienes precaución, muchas prendas de lana tendrán la posibilidad de lavarse en una lavadora. Entonces, sigue esta corta guía para conseguir que la lana esté limpia sin que se encoja o dañe.

Lavar ropa de lana en lavadora con menos frecuencia

La lana es simple de sostener limpia, por lo cual las prendas no requieren ser lavadas con tanta continuidad como otras. Si bien es necesario, luego de ponerse la ropa de lana, hay que limpiarla medianamente y secarlas. Así, se podrá mantener fría a lo largo de mucho tiempo.

Lee la etiqueta de cada prenda de lana

Como siempre, leer la etiqueta de precaución es la regla de oro para lavar la ropa. Las etiquetas de precaución de muchas prendas de lana tienen que señalar que hay que lavarse a mano o lavadora. Pero si la etiqueta de cuidados dice que sólo puede lavarse en seco, ponlo fuera de la lavadora.

Ordena bien la ropa

Como buen hábito de lavado para toda clase de ropa, ten en cuenta de dividir la ropa de color claro de la oscura. Además, tienes que dar vuelta al interior de las prendas de lana antes de lavarlas, puesto que esto va a proporcionar ayuda a que luzcan mejor.

Remojar antes de lavar ropa de lana en lavadora

Sumerge las prendas de lana en agua fría antes de lavarlas para reducir el encogimiento provocado por la agitación en la lavadora.

Elija el detergente y programa correcto

Aunque las etiquetas de precaución de las prendas de lana acostumbran señalar que tienen que lavarse a mano. Muchas lavadoras modernas proponen un programa concreto para lana que usa agua fría y una agilidad de centrifugado baja para imitar el lavado despacio a mano. Si su lavadora no tiene un programa concreto para la lana, un período fino a baja temperatura y agilidad de giro conseguirá el mismo resultado.

Si lava ropa de lana con continuidad, es una aceptable iniciativa adquirir un limpiador diseñado especialmente para este tipo de prendas. El detergente es más necesario con el tejido y puede asegurar mejor sus prendas de lana. Por otro lado, si sólo lavas la ropa de lana ocasionalmente, puedes diluir el detergente líquido recurrente o disolver el detergente en polvo en una pequeña proporción de agua antes de ponerlo en el cajón del detergente.

Si deseas que tu ropa sea más segura, puedes meterla en una bolsa de malla con cremallera para estar seguro de que no se quede atrapada en la máquina o se atasque en ella. Si la prenda tiene adornos, como lentejuelas, el lavado a mano puede ser la alternativa más segura.

Lavado de ropa de lana en seco

Sólo algunas de las prendas de lana entran en la secadora, porque el calor provoca que las fibras se encojan y se deformen. Además, evite el centrifugado a enorme agilidad en la lavadora, fundamentalmente en el final del período de secado.

Secar las prendas de lana a mano es bastante mejor que pasar por un período de deshidratación drástico para remover el exceso de agua. Fíjate en la etiqueta de precaución de la ropa, porque te va a indicar cómo debe secarse: algunas tienen que volver a lavarse y secarse en bajo, en tanto que otras tienen que colgarse. 

Eso es todo. Siempre que tengas cuidado, la mayor parte de los productos de lana tienen la posibilidad de lavarse a máquina, pero si deseas estar seguro, puede que tengas que dedicar algo de tiempo a lavar a mano alguna prenda particular.

Diseñador de moda.
Especialista en ropa de lana.