¿Cómo planchar la ropa de lana?

¿Cómo planchar la ropa de lana?

La lana es un tejido muy habitual porque es un aislante natural. En invierno, puede ayudarte a sostener el calor, y en verano, a estar fresco. Además, tiene una increíble aptitud de absorción y una aceptable flexibilidad, lo que provoca que sea muy confortable de llevar.

Por eso, para mantenerlo en la manera más óptima, se tiene la necesidad de usar algunas técnicas de planchado. Como con algún tejido especial, hay que tomar precauciones para sostenerlo en su estado original. Tanto si hablamos de planchar ropa de lana, pantalones de traje, chaquetas, jerséis, suéteres o vestidos. Por tanto, aquí tiene todo lo que se requiere.

¿Se puede planchar la lana?

Sí se puede planchar la lana. Proteja el tejido con un paño ante de ponerse a planchar, después ponga la plancha de vapor a una temperatura más baja y presione la prenda con ella. Por consiguiente, levántela y vuelva a colocarla. Evite mover la plancha por todos lados, puesto que la lana se estira con simplicidad, lo que puede ocasionar la deformación de la prenda.

Acá te compartiremos unos simples procedimientos y describiremos con más información la cobertura del planchado de la lana para que logre evadir quemaduras accidentales. Por tanto antes que nada prepare una plancha de vapor.

Cómo planchar la lana: Procedimiento que debes saber

Si tienes ganas de saber cómo planchar ropa de lana, pantalones de lana o suéteres de lana, solo tienes que llevar a cabo los pasos que te mencionaremos y tener una plancha de vapor.

1. Lee las normas de precaución de la ropa

En la situación de la lana, las normas de planchado acostumbran aconsejarle que pongas una temperatura baja o un ajuste de lana en la plancha. Por otro lado, algunas prendas no tienen la posibilidad de planchar en absoluto. En esta situación, si requiere remover arrugas o pliegues evidentes, tiene que recurrir a un servicio de lavandería profesional o a un vaporizador.

2. Plancha la lana sutilmente húmeda

Antes de comenzar a planchar, ten en cuenta de que la ropa debe estar sutilmente húmeda o de que haya agua en el depósito de la plancha para lograr usar el spray o el vapor. Si la prenda de lana está seca, se va a necesitar más calor para remover las arrugas, lo que puede lograr que las fibras se compriman y queden brillantes.

3. Planchar la ropa por dentro y por fuera

Dado que la lana tiene la simplicidad de brillar, lo recomendable es planchar la ropa por dentro y por fuera para evadir dejar marcas en el material. De esta forma, aunque la temperatura sea bastante alta, no se van a ver estos rastros cuando la lleves puesta.

4. Usa un paño de planchado

Como la mayoría entiende, el paño de planchado o tela de planchar puede ser un paño de cocina de algodón o una funda de almohada. Esto trabaja como barrera entre la ropa y el calor directo de la plancha. Se puede usar algún trozo de tela de algodón limpia. Además, puedes usar un paño de planchar de malla, que tiene la virtud añadida de dejarte ver por medio de la ropa.

5. Ponga la prenda de lana sobre un área plana

Dado que la lana se estira con simplicidad, conviene alejar un poco la plancha si la tabla de planchar cuelga de un lado. Si tiene una remera, colóquela sobre la colchoneta antes de plancharla con vapor y alise todas las arrugas necesarias.

6. Presionar en vez de planchar

Como la lana se estira de forma sencilla en el momento que está húmeda y caliente, lo mejor es usar la plancha para apretar la región arrugada. Levante la plancha repetidamente y vuelva a colocarla en una exclusiva posición, colocando así el vapor mientras está en desempeño. Evite usar la plancha de vapor para ofrecer enormes golpes y movimientos circulares. La utilización de la plancha para vigilar la posición puede evadir que la ropa se deforme y se estire de manera desproporcionada.

Nota: Cuelgue los trajes de lana, los pantalones, los abrigos y la ropa luego de plancharlos para evitar que se arruguen. Así también, evite colgar suéteres o sudaderas porque tienen la posibilidad de estirarse. En su lugar, dóblelos con precaución y póngalos en el cajón.

Cómo eliminar las marcas de brillo en la lana

Puedes utilizar 4 técnicas para eliminar las marcas de brillo en la lana.

  1. Elimine el brillo con vapor. Puede utilizar la función de chorro de vapor de la plancha. Asegúrese de que la placa inferior no toque la ropa, ya que existe el peligro de dañar más la ropa.
  2. Sumerja un paño limpio en vinagre y luego aclárelo con agua. Hasta que la fibra vuelva a su estado natural.
  3. Sumerja la prenda en agua fría. Déjela en el agua durante toda la noche. Esto debería ser suficiente para relajar las fibras de lana comprimidas y deberían volver a su estado normal.
  4. Utiliza una parte de vinagre y 2 partes de detergente para lavar la ropa en un ciclo suave de lana en la lavadora. El vinagre tiene muchos beneficios cuando se utiliza en el ciclo de lavado. Puede utilizarse para tratar previamente las manchas, evitando así que el color se deteriore de la lana.

En resumen

La ropa de lana, los pantalones y los suéteres deberían durar tanto como otros tejidos del armario, siempre y cuando se conserven adecuadamente. La lana es cara, por lo que es bueno saber que utilizando las técnicas de planchado descritas anteriormente, se puede conservar esta prenda favorita durante muchos años.

Diseñador de moda.
Especialista en ropa de lana.